viernes, 12 de mayo de 2017

Dos diputadas izquierdistas ante la enseñanza concertada, y la pizca de realismo

eldiario.es Extremadura

Irene de Miguel
En la sesión plenaria celebrada días atrás en la Asamblea de Extremadura se abordaron dos iniciativas parlamentarias relacionadas con la enseñanza concertada en nuestra región. De una parte, una propuesta de impulso formulada por el grupo parlamentario Podemos instando a la Junta de Extremadura a no eliminar unidades escolares de centros educativos públicos, de forma que, en situaciones de escasez de alumnado en zonas donde existan colegios públicos y concertados, se eliminen los conciertos de las unidades de los centros privados (Anexo 1); y a la que ha formulado enmienda de modificación el grupo parlamentario socialista (Anexo 2). Y de otra, una moción subsiguiente a la interpelación sobre la política general de la Junta de Extremadura en materia de educación que fue realizada por el grupo parlamentario popular en el pleno del pasado 20 de abril. La moción del PP insta a la Junta de Extremadura a retirar el proyecto de Decreto de Conciertos Educativos antes de su publicación, a garantizar la renovación de los conciertos educativos existentes, y a adoptar otra serie de medidas, que se concretan, en materia de educación.

La propuesta de impulso de Podemos fue expuesta y defendida por la diputada Irene de Miguel. Refirió la nueva realidad demográfica extremeña, de dinámica de descenso de la natalidad de un 18% en los últimos 15 años, y que se va a acrecentar según todos los modelos de estudio. Realidad demográfica que debe conllevar una nueva planificación y obliga a diseñar un nuevo modelo educativo y debería obligar a tomar partida por mantener o no los conciertos educativos que a todas luces son demográficamente insostenibles, según De Miguel.

Seguidamente, hizo relato del cuándo y el porqué del triple sistema que se instauró con la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación de 1985 (centros públicos, privados concertados y privados sin concertar), para concluir que esta triple vía ha perdido todo el sentido en nuestra región, donde a pesar del descenso de la natalidad permanecen concertados casi el 100% de los centros privados. Añadió, que tal realidad hay que abordarla de forma sensata, sin dogmatismos ni intereses espurios.

También dijo que la escuela pública es el instrumento privilegiado que tiene la sociedad para asegurar la igualdad de oportunidades y contribuir a la cohesión social porque resguarda la gratuidad en mayor medida que la concertada, se respeta la diversidad, y se la integra, mientras la concertada, con honrosas excepciones, no lo hace. Destacó que la propuesta de Podemos es sobre el modelo educativo que quieren para nuestra región, con los pies en la realidad de nuestra tierra: de bajos índices de natalidad y despoblamiento en los pueblos. También defendió que por interés general y estratégico no debemos suprimir unidades de centros públicos en zonas rurales. Nunca por razones económicas, solamente por criterios pedagógicos determinados por la comunidad educativa, enfatizó.

Sobre la concertación de centros en zonas urbanas, interpeló a la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, en los términos: “¿Por qué se consienten ratios elevados en centros concertados mientras los centros públicos pierden líneas?; ¿cuál es el criterio de la Consejería para consentirlo?; ¿encuentra la Consejería más calidad en los concertados que en los públicos?; ¿existe algún tipo de presión?”.

Por último denunció la instrumentalización del alumnado y profesorado hecha por la patronal de los centros concertados el pasado 19 de abril y le exigió a la consejera intervenir ante estos hechos. Calificó de “manga ancha” a PSOE y PP por lo acontecido en la cooperativa La Jara (anterior colegio Compañía de María de Badajoz) y por la concertación del centro María Inmaculada de Villafranca de los Barros, que segrega por sexo, según De Miguel.

La enmienda de modificación del grupo parlamentario socialista fue expuesta y defendida por la diputada Eva María Pérez. De entrada, subrayó que  si Podemos insta a la Junta a acabar con una “supuesta manga ancha con la concertada” y el PP insta a la Junta a que no persiga a la concertada, la Junta está justo en el equilibrio, cumpliendo escrupulosamente con la normativa estatal y autonómica. A continuación se dirigió a De Miguel para decirle que no tuviera ninguna duda: “En la defensa de la enseñanza pública hemos estado, estamos y estaremos siempre los socialistas”.
Eva María Pérez

Pérez defendió la regularización en 1985 de los centros privados al ser incorporados a la red de centros sostenidos con fondos públicos con la única finalidad de que pudieran incorporarse a esa red decenas de miles de alumnos. A continuación señaló: que su propuesta de modificación estaba guiada por el principio de complementariedad de la concertada y por el de defensa férrea de la enseñanza pública; que la suya mantiene el espíritu de la propuesta de Podemos, y tan solo le añade una pizca de realismo; que matizaban el punto 1 de la de Podemos porque la realidad del descenso de natalidad afecta a la programación de los puestos escolares y hace inviable la continuidad de las unidades; que estando de acuerdo en el punto 2 y 3 de Podemos deberían ser suficiente razón para que aprobaran nuestra iniciativa; que matizan el punto 5 de Podemos porque la garantía económica suficiente para la enseñanza está en la Ley Educación Extremadura, disposición adicional cuarta.

“Los recursos públicos deben ir donde se garantice la igualdad de oportunidades de todos, este es el posicionamiento del grupo socialista. Que nadie busque a los socialistas en debates obsoletos que aportan mucho ruido, desasosiego y confrontación y ninguna mejora colectiva”, fueron las últimas palabras de Pérez.

A continuación la Presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, preguntó al grupo Podemos si aceptaba la enmienda de modificación del grupo PSOE. Irene de Miguel dijo no.

De Miguel cerró la sesión diciendo que no aceptaban las enmiendas de los socialistas por dos razones. Primera, porque no recogen la sensibilidad y realidad rural de nuestra región. La realidad de los centros públicos rurales no se puede ajustar a la disminución insostenible del alumnado, se deben tratar con criterios no económicos esta realidad. Y segundo, porque en esencia su propuesta sugiere seguir como ya estamos y, eso, en la práctica supone permitir la desaparición lenta y agónica de las unidades en los centros públicos mientras siguen sin cuestionarse la nueva realidad demográfica y social extremeña.

Después, denunció que haya 5 colegios concertados en Plasencia, ciudad con 40.000 habitantes y que uno de ellos, San José, tiene 35 alumnos por unidad, a la vez que la Consejería proyecta la construcción de un nuevo colegio público, que será fruto de la fusión de dos centros públicos de Infantil y Primaria. Le pidió directamente a la Consejera la supresión de unidades concertadas en los centros de Plasencia ante la prevista supresión de uno público, por la fusión referida. “Priorizan ustedes la escuela concertada frente a la pública sin ningún pudor. Cada vez se diferencian menos del partido popular y de las políticas elitistas y segregadoras”, les espetó al final de su intervención.

La votación de la propuesta de impulso tuvo como resultado: 7 votos a favor, 57 en contra y 1 abstención. Después tuvo lugar el debate y votación de la moción del partido popular, arriba indicada. PSOE y Podemos votaron no. Esta vez la pizca de realismo que decía Pérez se hizo patente. 

Nota singular. -La diputada Pilar Pérez, portavoz de educación del PP, en su turno se dirigió a Podemos: “H an rechazado la enmienda del Partido Socialista pero realmente era una enmienda que lo único que hacía era situarse en la misma línea de ustedes, y tampoco la íbamos a aceptar ni mucho menos”.
*****************************************************************
ANEXO 1.
Propuesta de impulso del grupo Podemos
1.-No eliminar unidades escolares de centros educativos públicos.
2.-Que en situaciones de escasez de alumnado en zonas donde convivan colegios públicos y concertados, se eliminen los conciertos de las unidades de los centros privados y no las unidades de los centros públicos.
3.-No concertar unidades en centros privados mientras haya plazas en centros públicos cercanos.
4.-No permitir que los centros concertados traspasen en sus aulas la ratio máxima establecida por la Consejería de Educación.
5.-Garantizar una financiación suficiente que permita erradicar las desigualdades sociales mediante el incremento de la inversión en Educación, para garantizar la gratuidad total de la enseñanza pública, desde la primera infancia hasta la universidad, dotándola de recursos suficientes, incluyendo comedores escolares, materiales didácticos, libros y becas. 

ANEXO 2.
Propuesta de modificación del grupo socialista
1.-No eliminar unidades escolares de centros educativos públicos salvo en los casos de disminución insostenible de la matriculación de alumnos.
2.-No concertar unidades nuevas en centros privados mientras haya plazas en centros públicos cercanos.
3.-No permitir que los centros concertados superen en sus aulas la ratio máxima establecida por la Consejería de Educación.
4.-Seguir manteniendo el esfuerzo económico para cumplir con los objetivos de financiación de la Educación previstos en la Ley 4/2011 de Educación de Extremadura.

viernes, 5 de mayo de 2017

Dos diputadas izquierdistas ante la enseñanza concertada, y la pizca de realismo

Irene de Miguel
Nosolomérida
En la sesión plenaria celebrada este jueves, día 4 de mayo, en la Asamblea de Extremadura se han abordado dos iniciativas parlamentarias relacionadas con la enseñanza concertada en nuestra región. De una parte, una propuesta de impulso formulada por el grupo parlamentario Podemos instando a la Junta de Extremadura a no eliminar unidades escolares de centros educativos públicos, de forma que, en situaciones de escasez de alumnado en zonas donde existan colegios públicos y concertados, se eliminen los conciertos de las unidades de los centros privados (Anexo 1); y a la que ha formulado enmienda de modificación el grupo parlamentario socialista (Anexo 2). Y de otra, una moción subsiguiente a la interpelación sobre la política general de la Junta de Extremadura en materia de educación que fue realizada por el grupo parlamentario popular en el pleno del pasado 20 de abril. La moción del PP insta a la Junta de Extremadura a retirar el proyecto de Decreto de Conciertos Educativos antes de su publicación, a garantizar la renovación de los conciertos educativos existentes, y a adoptar otra serie de medidas, que se concretan, en materia de educación.

La propuesta de impulso de Podemos fue expuesta y defendida por la diputada Irene de Miguel. Refirió la nueva realidad demográfica extremeña, de dinámica de descenso de la natalidad de un 18% en los últimos 15 años, y que se va a acrecentar según todos los modelos de estudio. Realidad demográfica que debe conllevar una nueva planificación y obliga a diseñar un nuevo modelo educativo y debería obligar a tomar partida por mantener o no los conciertos educativos que a todas luces son demográficamente insostenibles, según De Miguel.

Seguidamente, hizo relato del cuándo y el porqué del triple sistema que se instauró con la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación de 1985 (centros públicos, privados concertados y privados sin concertar), para concluir que esta triple vía ha perdido todo el sentido en nuestra región, donde a pesar del descenso de la natalidad permanecen concertados casi el 100% de los centros privados. Añadió, que tal realidad hay que abordarla de forma sensata, sin dogmatismos ni intereses espurios.

También dijo que la escuela pública es el instrumento privilegiado que tiene la sociedad para asegurar la igualdad de oportunidades y contribuir a la cohesión social porque resguarda la gratuidad en mayor medida que la concertada, se respeta la diversidad, y se la integra, mientras la concertada, con honrosas excepciones, no lo hace. Destacó que la propuesta de Podemos es sobre el modelo educativo que quieren para nuestra región, con los pies en la realidad de nuestra tierra: de bajos índices de natalidad y despoblamiento en los pueblos. También defendió que por interés general y estratégico no debemos suprimir unidades de centros públicos en zonas rurales. Nunca por razones económicas, solamente por criterios pedagógicos determinados por la comunidad educativa, enfatizó.

Sobre la concertación de centros en zonas urbanas, interpeló a la consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, en los términos: “¿Por qué se consienten ratios elevados en centros concertados mientras los centros públicos pierden líneas?; ¿cuál es el criterio de la Consejería para consentirlo?; ¿encuentra la Consejería más calidad en los concertados que en los públicos?; ¿existe algún tipo de presión?”.

Por último denunció la instrumentalización del alumnado y profesorado hecha por la patronal de los centros concertados el pasado 19 de abril y le exigió a la consejera intervenir ante estos hechos. Calificó de “manga ancha” a PSOE y PP por lo acontecido en la cooperativa La Jara (anterior colegio Compañía de María de Badajoz) y por la concertación del centro María Inmaculada de Villafranca de los Barros, que segrega por sexo, según De Miguel.
Eva María Pérez

La enmienda de modificación del grupo parlamentario socialista fue expuesta y defendida por la diputada Eva María Pérez. De entrada, subrayó que  si Podemos insta a la Junta a acabar con una “supuesta manga ancha con la concertada” y el PP insta a la Junta a que no persiga a la concertada, la Junta está justo en el equilibrio, cumpliendo escrupulosamente con la normativa estatal y autonómica. A continuación se dirigió a De Miguel para decirle que no tuviera ninguna duda: “En la defensa de la enseñanza pública hemos estado, estamos y estaremos siempre los socialistas”.

Pérez defendió la regularización en 1985 de los centros privados al ser incorporados a la red de centros sostenidos con fondos públicos con la única finalidad de que pudieran incorporarse a esa red decenas de miles de alumnos. A continuación señaló: que su propuesta de modificación estaba guiada por el principio de complementariedad de la concertada y por el de defensa férrea de la enseñanza pública; que la suya mantiene el espíritu de la propuesta de Podemos, y tan solo le añade una pizca de realismo; que matizaban el punto 1 de la de Podemos porque la realidad del descenso de natalidad afecta a la programación de los puestos escolares y hace inviable la continuidad de las unidades; que estando de acuerdo en el punto 2 y 3 de Podemos deberían ser suficiente razón para que aprobaran nuestra iniciativa; que matizan el punto 5 de Podemos porque la garantía económica suficiente para la enseñanza está en la Ley Educación Extremadura, disposición adicional cuarta.

“Los recursos públicos deben ir donde se garantice la igualdad de oportunidades de todos, este es el posicionamiento del grupo socialista. Que nadie busque a los socialistas en debates obsoletos que aportan mucho ruido, desasosiego y confrontación y ninguna mejora colectiva”, fueron las últimas palabras de Pérez.

A continuación la Presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, preguntó al grupo Podemos si aceptaba la enmienda de modificación del grupo PSOE. Irene de Miguel dijo no.

De Miguel cerró la sesión diciendo que no aceptaban las enmiendas de los socialistas por dos razones. Primera, porque no recogen la sensibilidad y realidad rural de nuestra región. La realidad de los centros públicos rurales no se puede ajustar a la disminución insostenible del alumnado, se deben tratar con criterios no económicos esta realidad. Y segundo, porque en esencia su propuesta sugiere seguir como ya estamos y, eso, en la práctica supone permitir la desaparición lenta y agónica de las unidades en los centros públicos mientras siguen sin cuestionarse la nueva realidad demográfica y social extremeña.

Después, denunció que haya 5 colegios concertados en Plasencia, ciudad con 40.000 habitantes y que uno de ellos, San José, tiene 35 alumnos por unidad, a la vez que la Consejería proyecta la construcción de un nuevo colegio público, que será fruto de la fusión de dos centros públicos de Infantil y Primaria. Le pidió directamente a la Consejera la supresión de unidades concertadas en los centros de Plasencia ante la prevista supresión de uno público, por la fusión referida. “Priorizan ustedes la escuela concertada frente a la pública sin ningún pudor. Cada vez se diferencian menos del partido popular y de las políticas elitistas y segregadoras”, les espetó al final de su intervención.

La votación de la propuesta de impulso tuvo como resultado: 7 votos a favor, 57 en contra y 1 abstención. Después tuvo lugar el debate y votación de la moción del partido popular, arriba indicada. PSOE y Podemos votaron no. Esta vez la pizca de realismo que decía Pérez se hizo patente. 

*****************************************************************
ANEXO 1.

Propuesta de impulso del grupo Podemos

1.-No eliminar unidades escolares de centros educativos públicos.

2.-Que en situaciones de escasez de alumnado en zonas donde convivan colegios públicos y concertados, se eliminen los conciertos de las unidades de los centros privados y no las unidades de los centros públicos.

3.-No concertar unidades en centros privados mientras haya plazas en centros públicos cercanos.

4.-No permitir que los centros concertados traspasen en sus aulas la ratio máxima establecida por la Consejería de Educación.

5.-Garantizar una financiación suficiente que permita erradicar las desigualdades sociales mediante el incremento de la inversión en Educación, para garantizar la gratuidad total de la enseñanza pública, desde la primera infancia hasta la universidad, dotándola de recursos suficientes, incluyendo comedores escolares, materiales didácticos, libros y becas. 

ANEXO 2.

Propuesta de modificación del grupo socialista

1.-No eliminar unidades escolares de centros educativos públicos salvo en los casos de disminución insostenible de la matriculación de alumnos.

2.-No concertar unidades nuevas en centros privados mientras haya plazas en centros públicos cercanos.

3.-No permitir que los centros concertados superen en sus aulas la ratio máxima establecida por la Consejería de Educación.

4.-Seguir manteniendo el esfuerzo económico para cumplir con los objetivos de financiación de la Educación previstos en la Ley 4/2011 de Educación de Extremadura. 

Nota singular.-La diputada Pilar Pérez, portavoz de educación del PP, en su turno se dirigió a Podemos: “Han rechazado la enmienda del Partido Socialista pero realmente era una enmienda que lo único que hacía era situarse en la misma línea de ustedes, y tampoco la íbamos a aceptar ni mucho menos”.

lunes, 1 de mayo de 2017

Moción de censura, facturas

Vara defendiendo la moción de censura a Monago
eldiario.es Extremadura
"Las próximas urnas generales también traerán facturas de la moción de censura de Unidos Podemos, sin duda. Pero ni Unidos Podemos ni el PSOE van a desparecer. Todos lo sabemos. Otra cosa es que algunos estén en la dinámica de muerte política de uno de los dos". 

"Las mociones de censura se presentan, no se anuncian” decían el pasado 24 de marzo los dirigentes del PSOE murciano. Acababan de presentar una contra el presidente del Gobierno de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Y en los mismos términos se expresó el pasado 15 de diciembre el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Badajoz, Ricardo Cabezas, ante la prevista moción de censura al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso.

Ese modus operandi se empleó en la Asamblea de Extremadura en la sesión plenaria de 7 de mayo de 2014 en el desarrollo del único punto del orden del día: Debate sobre la orientación política general de la Junta de Extremadura. En aquella sesión el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Guillermo Fernández Vara, anunció que iba a presentar una moción de censura al presidente de la Junta, José Antonio Monago, “porque las cosas no van bien, es lo que creo que en estos momentos procede y lo que le debo a esta región”.

Monago ante el anuncio de Vara replicó con cierto frenesí (11 veces dijo moción de censura en escasos minutos) y para la hemeroteca aquella singular expresión: “Qué pena, qué pena, qué decepción. Si quieren hablamos y, si no, moción de censura. ¡Ay, dios mío!”. Pedro Escobar, en calidad de presidente del Grupo Parlamentario Izquierda Unida- Verdes, preguntó de forma retórica ¿por qué se presenta una moción de censura sin tener la mayoría para ganarla?; por electoralismo, se contestó. El presidente de Grupo Parlamentario Mixto, Agrupación de Diputados Regionalistas del PREx-CREx , Damián Beneyto, no dijo nada en su intervención sobre la moción de censura anunciada. Por último, el portavoz del grupo parlamentario popular, Miguel Cantero Calvo, la calificaba de “indigna, electoralista y de miserable presentación pública” Le pasará-sin duda- factura al Partido Socialista, fue su deseo y premonición.

El debate y votación de la moción de censura tuvo lugar el 14 de mayo, y la resultante fue 30 votos a favor (PSOE (28) y Regionalistas (2), 3 abstenciones (IU) y 32 en contra (PP).

En las elecciones autonómicas celebradas al año siguiente, 24 de mayo de 2015, el PSOE pasó de 28 a 30 diputados, el PP de 32 a 28, IU de 3 a ninguno, y entraron en el parlamento Ciudadanos con una diputada y Podemos con seis. La factura que predijo Cantero, bien parece que tuvo como damnificados a PP e IU.
Unidos Podemos va anunciar la moción de censura

Ahora que Unidos Podemos anuncia moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy, uno de los actores que validó la moción de censura de Vara a Monago, Alfredo Pérez Rubalcaba, manifiesta que cuando uno quiere presentar una moción de censura y sacarla adelante lo que hace es, “primero dialogar y luego anunciarla”, y que eso lo sabe hasta Pablo Iglesias. “¿Se ha creído que somos tontos?”, añade Rubalcaba.

Por su parte, Vara dice que Pablo Iglesias está preocupado de su problema de copar la actualidad y abrir los telediarios en lugar de los problemas de los españoles, del país. Palabras de Vara que nos recuerdan las que Monago le dirigió en aquella sesión del anuncio de moción de censura: “Usted ha tenido la feliz idea de presentar una moción contra la recuperación del progreso del conjunto de los extremeños”. Al PP solo le faltó calificar la iniciativa de “mala fe”.

Calificativo empleado ahora por el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ante la moción de censura de Unidos Podemos, y que sumado a otros calificativos parecen pretender desvirtuar su valor político, que está en la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Extremadura, artículos 113 y 29, respectivamente. Allí recogen que el Congreso de los Diputados y Asamblea de Extremadura, “puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura”.

Entonces era posible un gobierno alternativo al de Monago y ahora es absolutamente imposible otro al de Rajoy, defiende ahora Vara. En 2014 se acuñó que el PSOE sabía que si IU no desaparecía del Parlamento extremeño ellos no recuperarían la Junta, y que la moción de censura perseguía también ese objetivo. La moción de Vara fue cobrada en 2015, y dos por el precio de uno que diría un castizo.

Las próximas urnas generales también traerán facturas de la moción de censura de Unidos Podemos, sin duda. Pero ni Unidos Podemos ni el PSOE van a desparecer. Todos lo sabemos. Otra cosa es que algunos estén en la dinámica de muerte política de uno de los dos. Por el momento, CCOO ve con simpatía la moción de censura de Unidos Podemos porque el Parlamento debe ser una caja de resonancia de los principales problemas de esta sociedad. Los damnificados, facturas, el tiempo lo dirá.

sábado, 29 de abril de 2017

Moción de censura, facturas

Nosolomérida
Unidos Podemos anuncia la moción de censura
"Las mociones de censura se presentan, no se anunciandecían el pasado 24 de marzo los dirigentes del PSOE murciano. Acababan de presentar una contra el presidente del Gobierno de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Y en los mismos términos se expresó el pasado 15 de diciembre el portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Badajoz, Ricardo Cabezas, ante la prevista moción de censura al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso.

Ese modus operandi se empleó en la Asamblea de Extremadura en la sesión plenaria de 7 de mayo de 2014 en el desarrollo del único punto del orden del día: Debate sobre la orientación política general de la Junta de Extremadura. En aquella sesión el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Guillermo Fernández Vara, anunció que iba a presentar una moción de censura al presidente de la Junta, José Antonio Monago, “porque las cosas no van bien, es lo que creo que en estos momentos procede y lo que le debo a esta región”.

Monago ante el anuncio de Vara replicó con cierto frenesí (11 veces dijo moción de censura en escasos minutos) y para la hemeroteca aquella singular expresión: “Qué pena, qué pena, qué decepción. Si quieren hablamos y, si no, moción de censura. ¡Ay, dios mío!”. Pedro Escobar, en calidad de presidente del Grupo Parlamentario Izquierda Unida- Verdes, preguntó de forma retórica ¿por qué se presenta una moción de censura sin tener la mayoría para ganarla?; por electoralismo, se contestó. El presidente de Grupo Parlamentario Mixto, Agrupación de Diputados Regionalistas del PREx-CREx , Damián Beneyto, no dijo nada en su intervención sobre la moción de censura anunciada. Por último, el portavoz del grupo parlamentario popular, Miguel Cantero Calvo, la calificaba de “indigna, electoralista y de miserable presentación pública” Le pasará-sin duda- factura al Partido Socialista, fue su deseo y premonición.

El debate y votación de la moción de censura tuvo lugar el 14 de mayo, y la resultante fue 30 votos a favor (PSOE (28) y Regionalistas (2), 3 abstenciones (IU) y 32 en contra (PP).

En las elecciones autonómicas celebradas al año siguiente, 24 de mayo de 2015, el PSOE pasó de 28 a 30 diputados, el PP de 32 a 28, IU de 3 a ninguno, y entraron en el parlamento Ciudadanos con una diputada y Podemos con seis. La factura que predijo Cantero, bien parece que tuvo como damnificados a PP e IU.

Ahora que Unidos Podemos anuncia moción de censura al Gobierno de Mariano Rajoy, uno de los actores que validó la moción de censura de Vara a Monago, Alfredo Pérez Rubalcaba, manifiesta que cuando uno quiere presentar una moción de censura y sacarla adelante lo que hace es, “primero dialogar y luego anunciarla”, y que eso lo sabe hasta Pablo Iglesias. “¿Se ha creído que somos tontos?”, añade Rubalcaba.
Gobierno de Rajoy

Por su parte, Vara dice que Pablo Iglesias está preocupado de su problema de copar la actualidad y abrir los telediarios en lugar de los problemas de los españoles, del país. Palabras de Vara que nos recuerdan las que Monago le dirigió en aquella sesión del anuncio de moción de censura: “Usted ha tenido la feliz idea de presentar una moción contra la recuperación del progreso del conjunto de los extremeños”. Al PP solo le faltó calificar la iniciativa de “mala fe”.

Calificativo empleado ahora por el portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, ante la moción de censura de Unidos Podemos, y que sumado a otros calificativos parecen pretender desvirtuar su valor político, que está en la Constitución Española y el Estatuto de Autonomía de Extremadura, artículos 113 y 29, respectivamente. Allí recogen que el Congreso de los Diputados y Asamblea de Extremadura, “puede exigir la responsabilidad política del Gobierno mediante la adopción por mayoría absoluta de la moción de censura”.

Entonces era posible un gobierno alternativo al de Monago y ahora es absolutamente imposible otro al de Rajoy, defiende ahora Vara. En 2014 se acuñó que el PSOE sabía que si IU no desaparecía del Parlamento extremeño ellos no recuperarían la Junta, y que la moción de censura perseguía también ese objetivo. La moción de Vara fue cobrada en 2015, y dos por el precio de uno que diría un castizo.

Las próximas urnas generales también traerán facturas de la moción de censura de Unidos Podemos, sin duda. Pero ni Unidos Podemos ni el PSOE van a desparecer. Todos lo sabemos. Otra cosa es que algunos estén en la dinámica de muerte política de uno de los dos. Por el momento, CCOO ve con simpatía la moción de censura de Unidos Podemos porque el Parlamento debe ser una caja de resonancia de los principales problemas de esta sociedad. Los damnificados, facturas, el tiempo lo dirá.

domingo, 16 de abril de 2017

El catálogo de vestigios relativos a la Dictadura en Guadiana del Caudillo, mofa a la ciudadanía

Placa de mayo 1951
eldiario.es Extremadura
“El autor del catálogo defiende el mantenimiento del escudo de la forma: “Los símbolos solo tienen que ver con los territorios que representan y con los pueblos que lo habitan, pero no con los gobernantes de un determinado momento histórico” (sic). Hitler y la cruz gamada, cara y cruz de la misma moneda, y presente la cita de Cicerón. Nada más que añadir a tal aseveración sobre símbolos y gobernantes”.

El catálogo de vestigios sobre Guadiana del Caudillo está recogido en un libro de 206 páginas, que ha sido elaborado por Luis Eugenio Togores Sánchez, doctor en Historia Contemporánea. El ayuntamiento ha editado 1.000 ejemplares para repartirlos casa por casa a todos sus vecinos.

El Catálogo comienza con una cita de Cicerón: “Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla”. En la introducción refiere que se redacta en virtud de la sentencia 118/2016 del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Badajoz, y de lo establecido en el artículo 15.3 de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, conocida como Ley de la Memoria Histórica. Pero para el autor, dicha Ley no establece la obligatoriedad automática de la elaboración del catálogo de vestigios, tal y como se recoge en el texto normativo y acaba de pronunciarse el juzgado de lo contencioso administrativo nº 2 de Badajoz, en su sentencia del 13 de enero de 2017.

Además, precisa que de la Guerra Civil no constan vestigios en Guadiana del Caudillo porque este pueblo no existía entonces. Destaca que han acudido a todos los existentes en la breve historia del pueblo con el fin de examinar el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica; que los vestigios para la creación del pueblo nacen de la legislación expuesta en este catálogo, llevada a cabo en el periodo de la Dictadura del General Francisco Franco en esta población; que todos ellos forman parte de las múltiples disposiciones y vestigios públicos y publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para la instauración y construcción de este pueblo; que muchos de los vestigios no citan a Guadiana del Caudillo porque el término municipal del pueblo formaba parte del Plan de Colonización de la Zona Regable del Canal de Montijo. Y finaliza la introducción diciendo: “Todas las publicaciones expuestas, han tenido o tienen que ver, de una manera directa o indirecta con los vestigios de la Dictadura en Guadiana del Caudillo”.

A continuación refiere que el catálogo consta de 82 vestigios, 81de la Dictadura y el nº 82 que, aunque no es de aquella etapa histórica, lo publican por su importancia: corresponde a la Declaración de Independencia del municipio, respecto a Badajoz.

 Señala como vestigio nº1 la Ley de Bases de 26 de diciembre de 1939, para Colonización de Grandes Zonas. Hasta el nº 28 son “fotocopias del BOE”, que es como los vecinos llaman al citado catálogo. El vestigio nº 29 recoge una fotografía de mayo de 1951 con el lema: Francisco Franco visita Guadiana del Caudillo con motivo de la inauguración de la primera fase de construcción del pueblo; así como, la placa conmemorativa del día de la inauguración de la primera fase de GC. En la placa puede leerse: "Francisco Franco Bahamonde, Jefe del Estado Español, al visitar la zona regable de Montijo en el mes de mayo de 1951, inauguró la primera fase de construcción de este pueblo que se denomina Guadiana del Caudillo como modesta ofrenda a sus constantes entusiasmos en pro de la labor colonizadora" (La placa apareció rota en la mañana del martes 9 de febrero de 2016. Fue repuesta por otra en mayo con el mismo texto, y está protegida con un cristal blindado “como si fuera un Picasso”, según recogía eldiarioex).

Continua la serie de “vestigios BOE” hasta el nº 52. Se ven interrumpidos con el nº 53 en el que podemos ver un anuncio en el diario ABC de 30 de marzo de 1957 sobre la fábrica en construcción de piensos compuestos Provimi. Recoge tres ilustraciones con su correspondiente mensaje: “Conseguirá que la ternera se haga una buena vaca de leche, el lechoncillo llegue a pesar 100 veces más en 6 meses y el polluelo culmine en una gran ponedora o en un magnífico pollo de carne”.

Nuevamente la relación de “vestigios BOE” se ve cortada con el nº 60 titulado: “Diciembre de 1959. Se inaugura la Central Telefónica Nacional de España en Guadiana del Caudillo”. En la relación de centros telefónicos inaugurados en el año 1959 aparece Guadiana del Caudillo junto con Barbaño y Valdelacalzada.

Ninguna interrupción más de “vestigios BOE” en el catálogo. Pero destacar que los numerados como 80 y 81, de BOEs de 24 de junio y 15 de julio de 1977, respectivamente, son posteriores a la Ley para la Reforma Política aprobada el 18 de noviembre de 1976 por las Cortes Orgánicas. De aquella recién aprobada Ley, recordamos las palabras del líder franquista José Antonio Girón de Velasco: “Ese día se suicidó aquel Régimen. Le sirvió la pistola en bandeja de plata Adolfo Suárez”.

El vestigio nº 82 es el “Decreto 29/2012, de 17 de febrero, por el que se aprueba la segregación de la Entidad Local Menor de Guadiana del Caudillo para su constitución en municipio independiente de Badajoz”. Y en la línea de los anteriores, el autor lo incorpora como “vestigio BOE” de fecha 3 de agosto de 2012. Habían pasado seis meses desde que José Antonio Monago en calidad de Presidente de la Junta de Extremadura había firmado dicho decreto, que poco después fue publicado en el DOE de 23 de febrero.
Monago descubre la placa, febrero 2012

En su análisis final, el autor concluye que son hechos históricos, fruto de las decisiones de un momento determinado de la Historia de España, y que por tanto ninguno de los vestigios de este catálogo incumple con la Ley de Memoria Histórica. No obstante se centra en la defensa de tres: denominación del pueblo, placa de inauguración de la primera fase y escudo con el Águila de San Juan de la fachada del Ayuntamiento.

Sobre la denominación del pueblo destaca como prueba el hecho de que el Consejo Consultivo de Extremadura (CCEX) no dijera nada en Dictamen 12/2011, de 13 de enero de 2011 sobre dicho asunto. La consulta en dicho órgano tuvo entrada en la Secretaría del CCEX el 21 de octubre de 2010, y fue hecha a iniciativa del entonces consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan María Vázquez. El Dictamen refiere que en el expediente tramitado se aportan datos o circunstancias que acreditan que en Guadiana del Caudillo concurren fundamentos sociológicos, poblacionales y materiales bien consolidados que convierten a esta entidad local menor en una entidad diferenciada de Badajoz y que justifican la segregación y, concluye, que en definitiva, se justifica que está garantizado que tanto la población del nuevo municipio como del municipio matriz dispondrán del mismo nivel de servicios que, de forma efectiva, vienen disfrutando en la actualidad, tanto desde el punto de vista cuantitativo como cualitativo.

No obstante el Decreto 35/2011, de 25 de marzo, por el que se deniega la segregación de la entidad local menor de Guadiana del Caudillo, para su constitución en municipio independiente de Badajoz, firmado por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, DOE de 30 de marzo de 2011, recoge que “la denominación propuesta por el municipio a segregar constituye, en sí misma, una vulneración de lo previsto en los artículos 1 y 15.1 de la Ley 52/2007, de 26 de diciembre, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura, igualmente el Ministerio de Política Territorial, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 16.1 de la Orden de 3 de junio de 1986, por la que se desarrolla el Real Decreto 382/1986, de 10 de febrero, por el que se crea, organiza y regula el Funcionamiento del Registro de Entidades Locales, ha informado que la denominación propuesta para el municipio entraría en contradicción con dispuesto en la Ley 52/2007, lo que podría impedir la inscripción del nuevo municipio en el Registro de Entidades Locales”.

En síntesis, el Consejo Consultivo no entró a valorar la cuestión de la nominación del pueblo pero la Junta de Extremadura presidida por Vara decretó que se incumplía la Ley de Memoria Histórica. Hecho que no se produjo cuando Monago firmó el decreto 29/2012. El autor debe conocer estos hechos. Así como, que la consulta vecinal de fecha 11 de marzo de 2012 sobre mantenimiento del nombre del pueblo, tenía como único objetivo dar una pátina de democracia al decreto de Monago.

 En cuanto a la placa, basta leer su contenido para constatar la exaltación personal a Franco que se recoge en la misma, tanto en la vieja placa como en la nueva instaurada por alcalde del partido popular.

El autor del catálogo defiende el mantenimiento del escudo de la forma: “Los símbolos solo tienen que ver con los territorios que representan y con los pueblos que lo habitan, pero no con los gobernantes de un determinado momento histórico” (sic). Hitler y la cruz gamada, cara y cruz de la misma moneda, y presente la cita de Cicerón. Nada más que añadir a tal aseveración sobre símbolos y gobernantes.

En fin, la ternera, el lechoncillo y el polluelo, de nº 53. La mofa será completa si los 1.000 ejemplares del catálogo lo pagan los guadianeros.